Imprimir esta página
Viernes, 13 Marzo 2015 09:39

LA BENDICIÓN DE SONREIR EN CADA MOMENTO DE NUESTRAS VIDAS

Escrito por 
Valora este artículo
(7 votos)
Uno de los regalos que Elohím nos dió es la sonrisa, y muchas veces no nos damos cuenta la bendición que podemos dar a través de una sonrisa de corazón.

Aprender a sonreír es algo que puede cambiar nuestras vidas y nuestros corazones, porque lo que estamos dando es lo mejor de nosotros en el momento adecuado.

Sonríe en la mañana, Sonríe en la tarde y Sonríe en la noche.
Que tu rostro sea iluminado por uno de los más hermosos regalos que Elohím dio a nuestras vidas.
Sonríe al niño que llora, sonríe al adolescente que necesita amor, sonríe al necesitado de cariño y sonríe al anciano que busca consuelo y atención.
Sonríe con tu corazón no solo con los labios.
 
Sonríe con el Rúaj ha Kodesh que mora en tu corazón y lleva paz al espíritu del triste y necesitado.
Con tu sonrisa puedes dar amor, comprensión alegría para todos los que están a tu alrededor.
Que el gozo en Elohím y la sonrisa en tu rostro sea el pan de cada día, sin importar si te encuentras en  tribulación, en  tristeza, en batallas o en guerras, si tu amigo es Elohím y tu sonrisa Su fortaleza, El estará siempre contigo.
 
¡SONRIE!            ¡SONRIE!            ¡SONRIE!             ¡SONRIE!
 
¡Renueva tu corazón y tus fuerzas con una sonrisa!
¡Renueva tu espíritu con una sonrisa!
¡Renueva tus actitudes con una sonrisa!
¡Y renueva toda tu vida, y pensamientos con una sonrisa!
PORQUE:
Una vida sin sonrisas es como un corazón que no late.
Una vida sin sonrisas es una vida sin el gozo de Elohím.
Y una cara sin sonrisa es como la dureza de una piedra que nada siente y nada le importa.
HOY ponte frente al espejo y sonríe, sonríe, sonríe, y verás como tus ojos y tu rostro recibirá la alegría de Elohím y Su shalóm en tu corazón.
De El viene la sonrisa, de El viene la alegría y de El viene la paz de un corazón rendido y sumiso a EL.
 Nunca olvides estas palabras de 2ª Cor.9:7:
“Cada uno dé como propuso en su corazón; no con tristeza ni por necesidad, porque Elohím ama al dador alegre.”
 Elohím te bendiga y todos los días seas un dador alegre con una  sonrisa  para todos con quien tengas la oportunidad de compartir tu vida.
 
¡SONRIE!                   ¡SONRIE!                        ¡SONRIE!
 
Sarita de Dam
13-03-2015
Visto 2297 veces
Julio Dam

Lo último de Julio Dam