Imprimir esta página
Jueves, 18 Diciembre 2014 21:13

ELOHÍM TE ENVIA SUS PALABRAS

Escrito por 
Valora este artículo
(4 votos)

 

ELOHÍM TE ENVÍA SUS PALABRAS QUE TIENEN PODER PARA QUE DEJES DE LADO LA PREOCUPACIÓN Y LA ANSIEDAD


1ª Pedro 5:7:

“Junten toda vuestra ansiedad y entréguensela a Él, porque Él cuida de ustedes.”


Mt. 6:25-26:

“No se preocupen por vuestra vida, por lo que van a comer o beber; ni por vuestro cuerpo, por lo que se van a poner. ¿No es la vida más importante que el alimento y el cuerpo más importante que el vestido? Miren a las aves de los Cielos, que no siembran ni siegan, ni recogen (granos) en graneros. ¿No valen ustedes mucho más que ellas?”

 


Mt. 6:31:

 

“El shalóm les dejo; Mi shalóm les doy; no se lo doy como la da la humanidad (no creyente). No se preocupe vuestro corazón ni tenga temor.”


Fil. 4:6-7:

“No se preocupen por nada, sino que, hagan saber a Elohím vuestros pedidos cada vez que oren y ruego, dando las gracias. Y el shalóm de Elohím, que sobrepasa toda comprensión, envolverá vuestro corazón y vuestros pensamientos en Mashíaj Ieshúa.”
 
ELOHÍM DESEA DIRIGIR NUESTRO DÍA

Comencemos nuestro día con la Teh. 118:25:
“Este es el día que hizo Elohím me gozaré y me alegraré en él”
 
Y luego seguimos con la Teh. 118:1:
“Alaben a Elohím porque El es bueno y para siempre su misericordia.”


        Cada día debemos empezar alabando y agradeciendo a Elohím por su bondad y cuidado.

Teh. 34:14:

“Apártate del mal, y haz el bien, busca el shalóm y síguelo.


        Es la mejor dirección de Elohím para cada día, al llegar al trabajo saluda con una sonrisa y en cada palabra que les dirijas, transmíteles shalóm y tranquilidad a quienes trabajan contigo.

Dt. 31:6:

“Esforzaos y cobren ánimo, no teman, ni tengan miedo de ellos porque tu Elohím es el que va contigo, no te dejará, ni te desamparará.”


        Cada día de trabajo sin tener en cuenta lo difíciI que pueda ser debemos confiar en Sus palabras y trabajar con ánimo porque sabemos que Elohím es quien está con nosotros y nos ayuda en todo lo que tengamos que hacer.

        Y antes de llegar a la casa, pedir a Elohím que nos ayude a dejar todos los pensamientos que tenemos acerca del trabajo y encontrarnos con la familia en shalóm para compartir con cada uno de ellos lo que resta del día.

Teh. 4:8:

“En shalóm me acostaré y asimismo dormiré, porque solo Tú Elohím me haces vivir confiado.”


        Antes de acostarnos, debemos orar y agradecer a Elohím por la familia, por el día que hemos tenido y la ayuda que recibimos de Su parte en todo lo que hicimos.

        Elohím te bendiga y haga resplandecer Su rostro en toda tu vida y que estas direcciones te sean de bendición y ayuda.

Sarita V. de Dam
19/12/2014

 

Visto 2290 veces
Julio Dam

Lo último de Julio Dam