Imprimir esta página
Jueves, 12 Marzo 2015 09:42

PARASHÁH VAIAJÉL/PIKUDÉI

Escrito por 
Valora este artículo
(11 votos)

 

DIFUNDIENDO EL JUDAÍSMO MESIÁNICO RENOVADO PARA TODA LATINOAMÉRICA, LOS EE.UU. Y EUROPA

PARASHÁH 22-23
VAIAJÉL/PIKUDÉI

23 DEL MES DUODÉCIMO (ADAR) DEL 5775
14 DEL MES DE MARZO DEL 2015

Lectura de la Toráh: Shemót/Nombres/"Ex." 35:1-38-20
Lectura de la Haftaráh: 1a. R. 7:40-50

Por Julio Dam
Rébe Mesiánico Renovado

Copyright 2015 por Julio Dam. Invitamos a nuestros lectores a visitar nuestro sitio, www.beitshalom.org, con muchos artículos y parashót gratuitas y libros. Todos los derechos de autor reservados. Prohibida la reproducción, venta o la colocación en Internet, sin permiso escrito del autor. Toda colocación en Internet, reproducción en forma impresa, o enseñanza oral de esta parasháh, debe conservar y/o mencionar el nombre del autor y demás datos identificatorios. Los que violen este derecho de autor serán tratados por Elohím. Si usted desea suscribirse o des-suscribirse automáticamente a la parasháh y/o la Carta de Aliento de la Rabina, escriba su iméil en www.beitshalom.org. ¡Muchas gracias!

Shemót/Nombres/"Ex." 40:34-38: "Y la nube cubrió la Tienda del Encuentro y la Kavód/Honor de ADONÁI llenó el Mishkán/Tabernáculo...Y cuando la nube se levantaba de sobre el Mishkán, los israelíes sabían que debían reiniciar la marca y así fue en todo su viaje. Pero mientras la nube no se elevaba ellos no reiniciaban la marcha hasta que la nube se elevaba. Y, así, la nube de ADONÁI estaba sobre el Tabernáculo de día, y había fuego en él por la noche, donde toda la Casa de Israel podía verlo".

COMENTARIO DE LA PARASHÁH
NIÑOS, PAPÁ ESTÁ CON USTEDES

La nube de día y la columna de fuego de noche representan por lo menos tres cosas:

La Presencia de Elohím con Su Pueblo, el Judío, para infundir confianza/bitajón en ellos, de que El no los abandonaba, ni lo haría en el futuro. Los israelíes, como nosotros, eran niños, espiritualmente hablando. Recién estaban saboreando del conocimiento de ADONÁI y no tenían confianza de que no desaparecería súbitamente, y los dejaría solo. La nube de día y la columna de fuego de noche es como decir: “Niños, no se preocupen, Papi está con ustedes y NO se va a ir. Duérmanse tranquilos que Yo voy a estar con ustedes toda la noche y todo el día (todos los momentos en que tengan problemas, y en todo momento que estén bien, también)”.

Esto es bitajón/confianza en Elohím, la definición más importante deemunáh/fe. Cuando tenemos bitajón, aun cuando nos dejemos llevar momentáneamente por el temor o la inseguridad, El está allí, a nuestro lado derecho, para impulsarnos, para tranquilizarnos, para suavizar nuestro caminar. Esta bitajón no viene sola, ni es la reacción de un tonto. Al contrario, es la reacción de una persona que tiene un pasado con Elohím y ya conoce cómo Él reacciona. Es como tener un jefe durante varios años. Comenzamos a conocerlo, a conocer sus reacciones cuando necesitamos un préstamo, o ayuda, o unas vacaciones, o hasta unas palabras de aliento. Ya sabemos cómo se portó con nosotros en el pasado (mal, regular o muy bien), y sabemos qué esperar de él. Esto es bitajón a nivel humano. Lo mismo sucede a nivel espiritual con Elohím. Nuestro Jefe es algo predecible  para nosotros. Ya sabemos qué esperar de Él. Si nos ayudó en el pasado, lógicamente (porque no es humano, cambiante), nos va a ayudar, sí o sí en el presente, que lo necesitamos urgentemente. Esta reacción nuestra no tiene nada de espiritual, pero sí de realista. Es realista esperar que se comporte igual que lo hizo hace unos años, cuando también necesitamos de Él. Y así es. Su Presencia estará en el presente como lo estuvo en el pasado, sin duda.

 

 

Mucha gente cree y enseña que debemos alcanzar un cierto nivel alto espiritual para lograr esto. No es cierto. Si fuese así, NADIE sería ayudado, porque casi nadie tiene un nivel espiritual alto. Esto lo hace porque Elohím es un Elohím de Ahaváh/Amor Materno, sacrificial, sin condiciones. Este es el significado de la nube de día y de la columna de fuego de noche.

Además, Él es nuestra guía, como la nube y el fuego, para que no nos extraviemos. Somos niños en más sentidos que uno. En muchas cosas somos bebés, y como bebés, metemos la pata a cada paso. Sin embargo, si nos ponemos en Sus manos, Y OBEDECEMOS lo que nos hace hacer, Su guía está allí, sin falta, para que no metamos la pata. Las distracciones, pecados, transgresiones, desviaciones, están a la puerta de nuestro ser, golpeando para que le abramos. Si les hacemos caso por nuestra cuenta, y la mayoría de nosotros actuamos así, estaremos extraviados en poco tiempo. Sin embargo, si nos dejásemos guiar solamente por El, nunca nos extraviaríamos. Como nosotros cuidamos a nuestros hijos y nos preocupamos por dónde están en cada momento, y qué están haciendo, así Él también se preocupa por los Suyos, que somos nosotros, y quiere saber qué estamos haciendo a cada momento, para que “no crucemos la calle sin mirar” moralmente hablando.

Extraviarse es demasiado fácil, ya que ni idea tenemos de cuál sea el camino recto, excepto para los que conocemos la Toráh de memoria, que somos los pocos. Extraviarse sólo toma unos segundos. Se puede arruinar una vida entera en unos momentos de ira, de pecado o de extravío mental o espiritual. Para eso, está la nube de día y la columna de fuego de noche, de la noche espiritual, para que veamos siempre Su luz adelante, y no nos dejemos desviar ni a derecha ni a izquierda.

El nos da otiót/señales milagrosas para que no nos perdamos, y para que tampoco perdamos la bitajón y al contrario, para que ésta crezca continuamente. Una de estas otiót es la Verdad, la más preciosa de todas lasotiót. Él nos ofrece, gratuitamente, sin mucho esfuerzo, mostrarnos cuál es nuestro verdadero yo, no el que creemos que somos, no el que queremos que los demás vean, sino la verdadera configuración que tiene nuestro ser, compuesto de “espíritu, alma/mente y cuerpo.” Todas estas áreas, especialmente nuestra mente, tiene graves fortalezas que disparan cañonazos continuamente contra nuestra mente, cañonazos de odio, falta de perdón, traumas de la niñez, complejos de inferioridad, envidia, rechazo, etc. y nuestra mente está marcada como la piel de alguien que ha tenido viruela de estos cañonazos internos que continuamente están dañando nuestra psiquis, y haciéndola sangrar, sin que nosotros nos demos cuenta de nada. El resultado es lo que a veces se ve, en problemas psicológicos, en dificultades con los demás, especialmente con nuestra familia, en depresión, que es la última etapa de un largo proceso de cañoneo a nuestra alma, cuando ésta ya está por rendirse. Estas son las MALAS noticias. Las BUENAS son que Elohím desea mostrarle la verdad sobre sus problemas. ¿Está usted atento a lo que Él desea decirle? UNA MANERA PRACTICA DE APROVECHAR ESTA OT/SEÑAL MILAGROSA DE PARTE DE ELOHÍM ES ABRIR UN CUADERNO E IR APUNTANDO TODO LO QUE ELOHIM QUIERE DECIRLE SOBRE USTED, TODOS LOS DÍAS EN EL MOMENTO DE LA ORACIÓN Y DE LA MEDITACIÓN! Pida en revelación que Elohím le hable en Su Escritura sobre SU verdad sobre sus problemas.

El segundo paso después de saberlos, es: ¿qué va a usted a hacer con ellos? Le propongo lo siguiente. Hágase las siguientes preguntas:

  1. ¿Qué es lo que puedo y debo perfeccionar todavía en mi carácter? No nos olvidemos que nuestro carácter se compone de pensamientos (positivos y negativos), sentimientos (ídem), voluntad, traumas, problemas no resueltos, fobias, faltas de perdón del pasado o del presente reciente, problemas no resueltos con nuestros padres (padre o madre), familiares cercanos y/o lejanos, problemas del subconsciente que no hemos enfrentado nunca, pecados del espíritu, de la mente y del cuerpo, falta de cumplimiento de Mitzvót de la Toráh que, por una u otra razón jamás hemos cumplido, etc.
  2. ¿Qué estoy dispuesto a hacer para arreglarlo de modo que funcione como debe funcionar, tanto a los ojos de Elohím como a los míos?
  3. ¿Qué NO estoy dispuesto a seguir haciendo para hacer que funcione como debe funcionar?
  4. ¿Qué gozo y enseñanza puedo aprender de todo este problema?

Otra señal/ót que podemos aprovechar es el Poder de Elohím para cambiar su vida en cualquiera de sus facetas: personales, como recién dijimos, familiares, espirituales, mentales, económicas, etc. ¿Usted cree que Elohím desea ayudarlo a mejorar? Yo sí lo creo. ¿Usted cree que Elohím PUEDE ayudarlo a mejorar? Yo sí creo eso también.

Pero para eso necesita DOS COSAS: 1. pedir en oración a Elohím que le dé una meta, por lo menos, si no una en cada área mencionada; y 2. QUE USTED SE ENFOQUE todos los días en mejorar aunque sea en un milímetro por día esa meta. ¿Qué va a hacer HOY para mejorar en esta área? Escríbalo en un cuaderno o hágase un cartel y cuélguelo en la pared de su habitación, o en la puerta de su ropero y HAGALO!

Pida en oración que la nube de Elohím lo acompañe de día y la columna de fuego de noche, ¡Y NO SE EXTRAVIARÁ NUNCA!

 

Visto 1771 veces Modificado por última vez en Miércoles, 18 Marzo 2015 23:03
Julio Dam

Lo último de Julio Dam