Bienvenido al sitio de Beit Shalom - Judaísmo Mesiánico Renovado, un lugar donde encontrarás lineas guías y herramientas para el inicio y la continuación de tu crecimiento espiritual logrando una mejor comprensión de los elementos básicos del Judaísmo y muchos otros aspectos que involucra ser Mesianico Renovado.

Viernes, 21 Abril 2017 10:08

PARASHÁH HASHMINÍ/LA OCTAVA

Escrito por 
Valora este artículo
(7 votos)

DIFUNDIENDO EL JUDAÍSMO MESIÁNICO RENOVADO PARA TODA LATINOAMÉRICA, LOS EE.UU. Y EUROPA

PARASHÁH 26
HASHMINÍ/LA OCTAVA

26 del mes décimotercero del año 5778
22 Abril del 2017

Lectura de la Toráh: Vaikráh/Y llamó/"Lev." 9:1-11:47
Lectura de la Haftaráh: 2ª S. 6:1-7:17

Por Julio Dam
Rébe Mesiánico Renovado

Copyright © 2017 por Julio Dam. Invitamos a nuestros lectores a visitar nuestro sitio, www.beitshalom.org, con muchos artículos y parashót gratuitas y libros. Todos los derechos de autor reservados. Prohibida la reproducción, venta o la colocación en Internet, sin permiso escrito del autor. Toda colocación en Internet, reproducción en forma impresa, o enseñanza oral de esta parasháh, debe conservar y/o mencionar el nombre del autor y demás datos identificatorios. Los que violen este derecho de autor serán tratados por Elohím. Si usted desea suscribirse o des-suscribirse automáticamente a la parasháh y/o la Carta de Aliento de la Rabina, escriba su iméil en www.beitshalom.org. ¡Muchas gracias!

COMENTARIO DE LA PARASHÁH
EL FUEGO EXTRAÑO/ÉSH ZARÁH QUE NOS DESTRUYE

“Vaikráh/Y llamó/“Lev.”: Nadav y Abihú, hijos de Aarón, tomaron cada uno su incensario, pusieron en ellos fuego, pusieron sobre él incienso y ofrecieron delante de ADONÁI, fuego extraño, malo,/hrz sa que él no les había ordenado”.    

 La Toráh es el “Manual de Instrucciones del Usuario” hecho por el Fabricante, que es, claro está, Elohím. Si aprendemos a usarlo, podemos funcionar casi perfectamente, o, por lo menos, mejor que los demás. Pero, si creemos que sabemos más que el Fabricante, comienzan los problemas para nosotros, como sucedió con Nadáv y Avíhu, quienes se creyeron co-autores o colaboradores del “Manual de Instrucciones”—y así les fue.

Esta actitud de Nadáv y Avíhu surge de varias fuentes, que se entremezclan entre sí: (1) la falta de humildad frente al Creador, (2) el orgullo, (3) la falta de temor hacia Él, quien es el ÁLEF, el Todo y nosotros somos menos que el adorno caligráfico en la “iód” (y) (la letra más insignificante de todo el alefbét hebreo) y (4) una actitud de falta de sabiduría/jajmáh frente a los asuntos de Elohím. Cualquiera de estas cuatro—y otras actitudes humanas equivocadas, pueden y en realidad arruinan nuestras vidas si no tenemos cuidado de evitarlas y aprender a no caer en estas trampas mentales y/o espirituales.

LA FALTA DE HUMILDAD FRENTE AL CREADOR

Cuando un “ben Adám” (hombre) (de “adamáh”=polvo de la tierra) se cree a la altura del Creador, algo anda terriblemente mal en él, y su futuro no es promisorio, no importa cómo le vaya hoy ni lo que parezca que su futuro pueda parecer que va a ser. Es totalmente comprensible esta posición para aquellos que no conocen a Elohím ni lo van a conocer nunca, porque no lo desean, pero para un supuesto hijo de Elohím, esta actitud de soberbia y de miopía espiritual es la causa certera de su futura caída.

EL ORGULLO

Esta actitud mental y espiritual lleva a la persona con esta falta de humildad a su contrario, a caminar y a pensar con orgullo en su ego, y en todo lo que “yo” puedo hacer y hago. El orgullo se puede definir como una predisposición y una actitud de auto-suficiencia y una confianza en nuestro ego y en lo que YO (con mayúsculas) PUEDO LOGRAR para cualquier cosa, entre ellas, para Elohím mismo. Podríamos definirlo como: “YO puedo; YO sé; YO voy a hacerlo”.

Para un creyente que cree en esas tres mentiras, todo está perdido de antemano, a menos que crezca y salga de esa caparazón de mentira en algún momento.

El orgullo es, claro está, el lado contiguo a la falta de humildad frente a Elohím, su continuidad. El orgullo no hace distinciones: al contrario, tienta mucho más a los líderes que a las personas que naturalmente no se sienten ser nada y por lo tanto, pueden y tienen mucho menos orgullo egotista que un líder.

LA FALTA DE TEMOR A ADONÁI

Este orgullo personal, egotista, es la pista de aviación hacia una tercera actitud fatal, la falta de temor a ADONÁI, que es la causa de la mayor parte de los problemas serios de un judío mesiánico, ya sea uno común o un líder en su sinagoga mesiánica.

Esta falta de temor no sólo es el principio del fin de una vida fértil y llena de fruto con Elohím, sino que es el principio de la caída, como cayeron Adám y Javah del Gan Éden. Si no tenemos el Rúaj Ir´át ADONÁI/Espíritu de temor a ADONÁI, podemos hacer cualquier cosa, desde el pecado más inocente hasta el más grave, porque: “¿quién nos está viendo?” (Así pensamos lo que no tenemos este Rúaj).

En cambio, el que sí ha pedido y tiene y mantiene este Rúaj Ir´át ADONÁI/Espíritu de temor a ADONÁI, está en la única posición adecuada para vivir una vida con Elohím y con sus hermanos en la fe: una vida temerosa de Elohím, no de los hombres. Esto significa una vida digna, respetuosa, íntegra, donde nuestro Elohím es nuestro Padre, pero a su vez, es nuestro Amo y Señor, a quien debemos obediencia y Amor.

UNA FALTA DE SABIDURÍA/JAJMÁH

Estas tres faltas de carácter nos arrastra a una cuarta, que se propaga como un cáncer sin restricciones a toda nuestra mente, nuestro cuerpo y finalmente, se posesiona de nuestro espíritu: una falta de sabiduría que hace que todo lo que hagamos sea con nuestra propia mente “sabia” y dejemos de lado el Rúaj Jajmáh/Espíritu de Sabiduría, que es el UNICO que nos puede guiar a una vida íntegra con Elohím, a una vida llena y plena de Su saber y de Su guía, para llegar al final de nuestra vida terrenal preparado para un buen puesto en los Cielos, junto a nuestro Mashíaj Ieshúa y a nuestro Elohím.

Cuando no hay sabiduría/jajmáh en lo que pensamos, decimos o hacemos, vivimos igual que cualquier “Juan de los Palotes” que jamás ha conocido a Elohím y que jamás lo va a conocer y nuestra vida se refleja en ese pensar, decir y actuar, como si fuese un papel de un actor que estamos representando, el papel de un tonto—espiritualmente hablando.

LAS CORRECCIONES NECESARIAS

De más está decir que debemos revertir estos cuatro pasos y volver al camino recto, hacer teshuváh corrigiendo nuestra mente, nuestra conducta y nuestra personalidad.

Dice el Tanáj en Mishléi/”Prov.” 1:7: “El Temor a ADONÁI es el principio de la sabiduría”. El Rúaj Ir´át ADONÁI sólo debemos pedirlo y Él, en Su infinita misericordia, nos lo dará y así estaremos empezando a caminar en el camino correcto.

Este temor nos va a sacar toda falta de humildad y de orgullo que podamos tener ahora y darnos la perspectiva adecuada: no somos más que polvo, que Elohím permitió que hablara y viviera por un tiempo, para ver qué podíamos lograr, antes de volver al polvo de donde salimos originalmente.

Cuando tengamos esta triple perspectiva, tendremos el principio de la sabiduría/jajmáh, que nos abre la puerta a LOS VERDADEROS SECRETOS del Universo, que están reservados para aquellos que caminamos en humildad y temor (no “reverencia” como se enseña).

¿Está usted dispuesto, mi querido hermano/a a hacer las correcciones necesarias para hacer una teshuváh completa que lo lleve al camino correcto y exitoso con Elohím?

(1) la falta de humildad frente al Creador, (2) el orgullo, (3) la falta de temor hacia Él, quien es el ÁLEF, el Todo y nosotros somos menos que el adorno caligráfico en la “iód” (y) (la letra más insignificante de todo el alefbét hebreo) y (4) una actitud de falta de sabiduría/jajmáh frente a los asuntos de Elohím.

Visto 159 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.