Bienvenido al sitio de Beit Shalom - Judaísmo Mesiánico Renovado, un lugar donde encontrarás lineas guías y herramientas para el inicio y la continuación de tu crecimiento espiritual logrando una mejor comprensión de los elementos básicos del Judaísmo y muchos otros aspectos que involucra ser Mesianico Renovado.

Lunes, 23 Enero 2017 21:28

"LAS CINCO PROMESAS PARA NUESTRA REDENCIÓN PERSONAL"

Escrito por 
Valora este artículo
(1 Voto)

DIFUNDIENDO EL JUDAÍSMO MESIÁNICO RENOVADO PARA TODA LATINOAMÉRICA, LOS EE.UU. Y EUROPA

 

PARASHÁH No. 14:VAEIRÁ/Y YO APARECÍ

25 DEL MES UNDÉCIMO DE 5777/1o DEL MES DE FEBRERO DEL 2017

Parasháh:VAEIRÁH/Y YO APARECÍ “Ex.” 6:2-9:35

Haftaráh: Ezekíah 28:25-29:21

 

Julio Dam

Rébbe Mesiánico Renovado

 

 

 

Copyright 2017 por Julio Dam. Invitamos a nuestros lectores a visitar nuestro sitio, www.beitshalom.org, con muchos artículos y parashót gratuitas y libros. Todos los derechos de autor reservados. Prohibida la reproducción, venta o la colocación en Internet, sin permiso escrito del autor. Toda colocación en Internet, reproducción en forma impresa, o enseñanza oral de esta parasháh, debe conservar y/o mencionar el nombre del autor y demás datos identificatorios. Los que violen este derecho de autor serán tratados por Elohím. Si usted desea suscribirse o des-suscribirse gratuita y automáticamente a la parasháh y/o la Carta de Aliento de la Rabina, escriba su iméil en www.beitshalom.org. ¡Muchas gracias!

 

COMENTARIO DE LA PARASHÁH

 

"LAS CINCO PROMESAS PARA

NUESTRA REDENCIÓN

PERSONAL"

 

              

Elohím le da a Su Pueblo cuatro promesas en Shemót/”Ex.” 6:6, que corresponden con las cuatro copas de vino de Pésaj, con los cuatro hijos, y las cuatro copas de vino que se toman en Pésaj.

   “(1) Los sacaré de debajo de las cargas de Mitzráim y (2) los rescataré de su opresión; y (3) los redimiré con Mi brazo extendido y con grandes juicios y (4) los tomaré para Mí como nación”. Y hay una quinta expresión: “Y (5) los traeré a la tierra (de Israel)”. En el judaísmo se interpreta (correctamente) que se está refiriendo a la Venida del Mashíaj (nosotros sabemos que es la SegundaVenida). Así  como esto corresponde con cuatro promesas más una de redención nacional, podemos tomarlo como cuatro promesas más una de redención personal, para cada judío de sangre o por fe en el mundo. Examinaremos en esta parasháh este tema para nuestro crecimiento personal.

 

“(1) Los sacaré de debajo de

las cargas de Mitzráim”

     

  Como ya saben nuestros asiduos lectores de esta parasháh, “Mitzráim” significa (además de “Egipto”), “trabas, obstáculos” en nuestro camino. Personalmente, estas cargas pueden ser: genéticas, hereditarias (espiritualmente hablando), maldiciones generacionales; problemas de familiares o jefes que influyen en nuestra vida; problemas de personalidad, ya sea con los demás o con nosotros mismos; adicciones y/o enfermedades adquiridas o heredadas; problemas derivados de nuestro hogar (los problemas de nuestros familiares, que se “contagian” a nosotros indefectiblemente, por vivir juntos) o, por último, problemas creados por otras personas, ya sea por medios físicos (interfiriendo directamente en nuestra vida o trabajo) o espirituales (oraciones en contra, maldiciones, brujería, algo que es mucho más difícil de detectar para el judío mesiánico que no está acostumbrado al tema, o que no lo acepta, directamente, como causa probable de sus problemas).

    Vamos a ir en orden: la mayoría de los problemas internos que tenemos vienen por “añadidura”, es decir, ya los teníamos cuando llegamos a Ieshúa. Algunos de esos problemas fueron quitados inmediatamente al aceptarlo como Mashíaj y Elohím, pero otros siguen en nuestra vida, trabándonos en nuestro crecimiento y desarrollo espiritual y es a éstos que nos referiremos a continuación.

     En primer lugar, debemos confiar en Elohím. Entender que Él puede hacer cualquier cosa que quiera hacer por nosotros. Esto suena más obvio de lo que realmente es. Muchos de nosotros NO creemos EN EL FONDO que Elohím puede rehacer nuestra vida, mejorarla, y que DESEA hacerlo para nosotros. Por consiguiente, nuestra vida sigue igual, año tras año.

      Una vez que nos auto-convencemos de esto (y no es fácil, porque en el fondo somos muchas veces bastante escépticos, aunque ni nos damos cuenta), el segundo paso es hacer una lista en un cuaderno especial para el efecto, de qué desea Elohím que seamos, cuál es nuestro destino prefijado por Él. Esto lo podemos averiguar por lo menos por cuatro maneras: (1) Por profecía, que es la mejor de las maneras (si tenemos ese regalo/matanáh (1 Cor. 12:8-10; 14:1,  ya que Elohím mismo es quien nos habla directamente, como usted le habla a su cónyuge o hijo/a; (2)por sueños, que hay que pedirlos y Elohím nos los da; (3) por consultar en el Tanáj; (4) por pedir que Elohím nos hable por otro medio (otras personas, la TV, un libro o artículo que por “casualidad” encontramos o leemos). Esto sucede, ya que por nuestra experiencia con nuestras congregaciones, ha sucedido así en muchas ocasiones y seguirá sucediendo, porque esta es la manera de actuar de Elohím, si la adquirimos para nuestro provecho.

       El tercer paso, es preguntarle o averiguar por nuestra cuenta, qué obstáculos (mitzráim) y trabas hay en nuestra personalidad, genética, medio ambiente, que hacen que no podamos cumplir ese destino que Elohím tiene para nosotros escrito y a la mano. Sugerimos a nuestros queridos lectores hacer una lista (especialmente en shabát, cuando el tiempo sobra, y estamos en Su Presencia mucho más fácilmente que un día de semana laboral) de aquellos defectos que SABEMOS perfectamente que tenemos, o que nuestra familia o amigos nos han dicho que tenemos.

         Aquí hay que ser muy sinceros: hay muchas personas que no admiten tener ningún defecto ni hacer nunca nada malo: siempre son los demás los que tienen defectos y los que actúan mal, nunca son ellos ni su familia. Tenemos que sincerarnos con nosotros mismos, si es que deseamos verdaderos resultados y decirnos: “Sí, tengo defectos, como todo el mundo. Sólo que todavía no sé cuáles. Te pido, Elohím, que me los muestres, en el Nombre de Ieshúa.” Elohím NO va a mostrarnos ningún defecto ni cosa que desea que cambiemos a menos que nosotros demos el primer paso. Él es un perfecto “gentleman” y jamás nos dice directamente algo negativo, ni dice a los demás en profecía acerca de nuestros defectos. Si alguien viene a decirle que Elohím le dijo sus defectos, tenga por cierto que es una profecía que NO viene de Elohím, ya que El no averguenza a nadie por medio de terceros, sino que nos dice directamente y sólo si se lo preguntamos y le rogamos que nos lo revele.

    El cuarto y último paso, es creer, trabajar y orar, creer, trabajar y orar, creer, trabajar y orar sobre estos defectos y problemas nuestros, hasta que comiencen a ceder y a desaparecer. Si no creemos que tenemos esos defectos o que Elohím puede cambiarnos o si no queremos cambiar, no vamos a cambiar nada. El CREER que el cambio sí es posible y sí es factible es fundamental. Luego el TRABAJAR en ello, día tras día, ayudado por la oración y el pedido de ayuda a Elohím, que debe ser constante, a cada rato.

     Podemos y debemos pedir la ayuda de nuestros rabinos mesiánicos o autoridades espirituales para que nos ayuden dentro de sus posibilidades, ya sea en oración, en liberación o en petición y estar siempre en sujeción a ellos, no a otras personas dentro de la congregación que no son autoridades puestas por Elohím. Un cuerpo no puede tener ni tiene más de una cabeza. Es a la cabeza o a quienes la cabeza designe, a quienes tenemos que dirigirnos, y a nadie más.

 

(2) los rescataré de su

opresión

 

    

         Elohím nos trae a Él, junto a Su lado, para que comencemos a caminar en Sus caminos y nos en los de Mitzráim, así como sacó a todo el Pueblo Judío de la opresión, de la esclavitud, del maltrato de los egipcios, y los limpió y les dio un líder, Moshéh, para guiarlos hacia la Tierra Prometida. A nosotros, los judíos mesiánicos, nos dio un líder mejor que Moshéh, Ieshúa, quien vive en nuestro rúaj, dirigiéndonos a todo lo que tenemos que hacer, que es cumplir los Mandamientos (1ª Ioj. 2:3) si es que se lo permitimos (Rom. 8:1,4, y 14) y así seremos los que lleguemos a la meta, como bien claro lo dice Rev. 14:12: “los que guardan los Mandamientos de Elohím y la fe de Ieshúa”. ¿Quiénes son estos? ¡Sólo los judíos mesiánicos! (aunque no todos creen en ambas cosas).

 

(3) “los redimiré con Mi brazo

extendido y con grandes

juicios”

   Elohím nos ha redimido ya, nos ha sacado de Bavél, donde estábamos, con su “mezcla” de la Verdad de Elohím y la mentira de ha satán, para traernos Su Verdad pura y sin mancha. Pero nos sigue redimiendo, nos sigue sacando mancha tras mancha, tanto dentro de nosotros como afuera nuestro, en lo que siempre llamamos la Verdad interior (de nosotros mismos) y la Verdad exterior, que es la verdadera religión. Muy pronto, antes de lo que todos piensan, la última parte de la frase se cumplirá a la vista de todo el mundo: “y con grandes juicios”. Debemos prepararnos para aguantar estos juicios, que, aunque no son para nosotros, nos va a afectar, ya que va a afectar a toda la tierra habitada.

 

(4) los tomaré para Mí como

nación”

         ¡SOMOS ISRAEL! Aunque una Israel espiritual, somos parte de ella. Somos la Prometida de Ieshúa, quien, como Rébe judío, no se puede casar con una gentil, sino sólo con una Kaláh/Prometida judía. Seremos Su nación. Seremos Su Pueblo Escogido; de hecho, ya lo somos, pero en el Milenio, lo veremos con nuestros propios ojos, y ya no habrá nada que “creer”, porque ¿para qué creer lo que ya se ve?

 

(5)”Y los traeré a la tierra (de

Israel)”

 

         Elohím nos traerá a Sí mismo. Él e Israel son uno ya (Jer. 3:14; Ez. 16), y nosotros seremos uno con Ieshúa. No sólo que Israel vencerá en el mundo físico a todos los que desean su extinción (que son la mayoría de la gente del planeta, según censos muy recientes en Europa y otros países), sino que saldrá victoriosa de una aparente catástrofe militar que conocemos como “Har Meguido” (Colina de Meguido) (“Armagedón”), al norte de Israel. Pero aparte de este glorioso acontecimiento bien cercano en el tiempo, Elohím, a través del Judaísmo Mesiánico Mundial está trayéndonos “a la tierra de Israel”, haciéndonos uno con ella, a través del hebreo, del pensamiento dialéctico, que es Su pensamiento, a través del vocabulario restaurado, con los nombres de Elohím restaurados y correctos (Elohím, Ieshúa, Iojanán, Matitiáhu, etcétera), tanto de nombres como de lugares y ceremonias y fiestas de Elohím y Verdades escriturales escondidas por ha satán durante diecinueve siglos, ¡nada más y nada menos, y con el creciente interés entre los judíos mesiánicos por el idioma hebreo. Este es el “traernos a Israel” personalmente.

     Durante diecinueve siglos, la Iglesia se ha concentrado en el Dios de amor, Jesús cristiano, gentil, y anti-judío. Ahora, Elohím, desde hace treinta años está restaurando al Rav judío Ieshúa, al HOMBRE (y también Elohím) que vestía talít (Mr. 5:28, si lo traducimos bien); se circuncidó a los ocho días (Lc. 2:21) e hizo su bar mitzváh (Lc. 2:27); estudió la Toráh desde los cinco años, como todo niño judío en Israel y en la diáspora, hasta el día de hoy.

    ES A TRAVÉS DE ÉL QUE DEBEMOS ADQUIRIR NUESTRA PROPIA IDENTIDAD COMO JUDÍOS MESÍANICOS Y NO POR OTRO CAMINO. Ésta es la labor que Elohím está haciendo por y en nosotros. ¡Halelúh et IHVH!

!Mkl Mwlswdox¡/¡Jésed ve Shalóm lajémles desea el Rébbe Julio Dam, su familia y sinagoga mesiánica renovada, desde Asunción, y Ayolas, Paraguay; Oberá y Corrientes, Argentina; Lomas de Zaragoza, Apizaco, México;  Y DONDE ELOHÍM ESTÉ ABRIENDO NUEVAS SINAGOGAS MESIÁNICAS RENOVADAS.

 

© Judaísmo Mesiánico Renovado--2017--Todos los derechos reservados. All rights reserved.

El Rébbe Dam brinda seminarios gratuitos en su ciudad, sobre los siguientes temas: 1) “La Verdad Sobre el Falso Salvador ('Anticristo') Y el Armaguedón”; 2) “Cómo Ser Amigo De Elohím”; 3) “Armas Avanzadas De Liberación y Guerra Espiritual”; 4) “El Hebreo Como Herramienta Para Entender Mejor el Pacto Renovado (“N.T.”)”; 5) “Las Diferencias Entre El Cristianismo, El Judaísmo Mesiánico y El Judaísmo Mesiánico Renovado”; 6) “La Verdad Acerca de 'Romanos'”; y 7) el seminario gratuito acerca de “Sanidad del Alma, Perdón y Reconciliación”.Estos distintos seminarios han sido dictados en varias ocasiones en Pachuca, Apizaco, Morelia, Nueva York y California (2 veces) (EE.UU.); Bogotá (3 veces), Caracas (4 veces), Puerto La Cruz, Venezuela; Corrientes, Oberá y Buenos Aires, Argentina, todos los meses.

 

SINAGOGA MESIÁNICA RENOVADA BÉIT SHALÓM, ASUNCIÓN, PARAGUAY, OBERÁ, MISIONES, Y CORRIENTES, ARGENTINA.


REBBE JULIO DAM Y RÉBETZIN SARITA DE DAM, 
Calle Cap. Carmona 659, casi Sucre, Barrio Herrera, Asunción, Paraguay 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

www.beitshalom.org

 

SINAGOGA MESIÁNICA RENOVADA BÉIT SHALÓM AYOLAS, PARAGUAY,

Rébbe: DOMINGO RUIZ DÍAZ,

Manzana 43ª, Lote 8, 1000 Viviendas,

Cel. (595-072) 0991535124

  

Apizaco, México

Rébbe Dr. Julio Manuel Meléndez y Guevara
Col. Loma Florida, Primera Sección.
H. Colegio Militar S/N, casi enfrente de Room & Hass, camino a Loma Verde,
Apizaco, México.

Tel: (01 241) 113 1589
Cel: (044 ó 045) 241 110 7298
Email: 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Sinaloa, México

Rébbe Daniel Uribe Verduzco
Rébbetzin Felipa Nohemí Noriega Román
Pascual Ortiz Rubio, 1961, Col. Lázaro Cárdenas,
Culiacán, Sinaloa, México.
Tel: (01 667) 749 2815
Cel: (044) 667 784 4556
Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Jalisco, México

Rébbe Eduardo Hernández Puentes
Rébetzin Erika Azucena Velarde García

Calle Tamazula Nro. 349a,
Colonia Solidaridad, C.P. 49097,
Ciudad Guzmán, Jalisco, México.

Tel: (01 341) 410 7351
Cel: (044) 341 104 4122
Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 
   
 

SINAGOGA MESIÁNICA RENOVADA BEIT SHALOM APIZACO, MÉXICO:
Rebbe Jaim Tamayo Pintor
 Col. Loma Florida, Primera Sección.

H. Colegio Militar S/n, casi enfrente de Room & Hass, camino  a Loma Verde.

Tel. (01-241)4 17 62 08 / 4 17 57 71
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 
Visto 318 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.