Imprimir esta página
Viernes, 16 Diciembre 2016 16:51

PARASHÁH VAISHLÁJ/Y ENVIÓ

Escrito por 
Valora este artículo
(4 votos)

DIFUNDIENDO EL JUDAÍSMO MESIÁNICO RENOVADO PARA TODA LATINOAMÉRICA, LOS EE.UU. Y EUROPA

PARASHÁH 8
VAISHLÁJ/Y ENVIÓ

17 DEL MES DE KISLEV DEL 5777
17 DEL MES DE DICIEMBRE DEL 2016

Lectura de la Toráh: Bereshít/En el Principio/”Gn.” 32:4-36:43
Lectura de la Haftaráh: Hoshía:11:7-12:12

Por Julio Dam
Rébe Mesiánico Renovado

Copyright © 2016 por Julio Dam. Invitamos a nuestros lectores a visitar nuestro sitio, www.beitshalom.org, con muchos artículos y parashót gratuitas y libros. Todos los derechos de autor reservados. Prohibida la reproducción, venta o la colocación en Internet, sin permiso escrito del autor. Toda colocación en Internet, reproducción en forma impresa, o enseñanza oral de esta parasháh, debe conservar y/o mencionar el nombre del autor y demás datos identificatorios. Los que violen este derecho de autor serán tratados por Elohím. Si usted desea suscribirse o des-suscribirse automáticamente a la parasháh y/o la Carta de Aliento de la Rabina, escriba su iméil en www.beitshalom.org. ¡Muchas gracias!

Be Reshít/En el Principio/”Gn.” 32:25,28-29: “Y se quedó Iaakóv solo. Y luchó un hombre con él hasta que subió la estrella de la mañana....Y le dijo: “¿Cómo es tu nombre?” y dijo: “Iaakóv”. Y le dijo: “Ya no te llamarán Iaakóv, sino Israel, porque luchaste con Elohím y prevaleciste.

COMENTARIO DE LA PARASHÁH
DE SER IAAKÓV A LLEGAR A SER ISRAEL

Nuestra vida con Elohím, si es espiritualmente hablando, exitosa, debe estar señalada por un cambio continuo, cambio que está representado en el cambio de nombre, de “Iaakóv/suplantador” a “Israel/íntegro/isráh en Elohím.” 

Ahora, después de muchos años, Elohím nos ha hecho entender espiritualmente que lo de “renovado” tendríamos que entenderlo como ¡“renovado TODOS LOS DÍAS”! No debemos renovarnos una vez cada veinte años, ni siquiera una vez cada año, sino cada día, a cada momento debemos buscar al Rúaj ha Kódeshen nuestro rúaj, y pedirle  al Padre que Él nos renueve, tanto mental como emocional, como espiritualmente.

Podemos marcar dos etapas bien distintas en esta renovación. La primera es cuando aceptamos a Ieshúa como Mashíaj y Elohím y recibimos (si es que recibimos, al Rúaj ha Kódesh). En esta primera etapa, todo sucede vertiginosa y exitosamente. Elohím se encarga de cambiarnos, sin que nosotros nos demos cuenta ni pongamos el menor esfuerzo. Es la etapa que podríamos llamar de “noviazgo” con Elohím y a todos nos ha sucedido. Elohím nos hace sensibles a todo lo espiritual; vemos todo con ojos nuevos, como si hubiésemos nacido “de arriba”, y es exactamente así. Esta es la etapa de “Iaakóv-fue-transformado-en-Israel”. Una etapa sobrenatural, que, lamentablemente, pasa. Pero nosotros permanecemos.  

 

 

Una nueva etapa comienza, muchísimo más lenta y difícil, cuando Elohím nos disloca el músculo del muslo, y tenemos que caminar por nuestra propia cuenta, cojeando hasta la meta, que podemos llamar: “Iaakóv-ESTÁ SIENDO transformado-en-Israel”. Este “está siendo transformado” es la etapa dolorosa.

Esta es la etapa donde tenemos que adquirir todo lo que nos falta en nuestras tres dimensiones: en nuestra alma, espíritu/rúaj y cuerpo. En el área mental tenemos que cambiar nuestra moral, conducta ética, nuestros valores (judíos, es decir, de la Toráh), creencias (tanto externas, sobre Elohím y Su “Doctrina”, como internas, sobre nosotros, y nuestros familiares y hermanos en la fe), cultura (judía), puntos de vista (judíos y ya no góim), pensamientos (positivos y correctos, los cuales sólo vienen de tener “la mente de Ieshúa” de Efesios), sentimientos (positivos y sanados), decisiones (sabias y apropiadas), honestidad a toda prueba, especialmente con nuestros hermanos en la fe, y  con nuestros empleados y/o socios, puntualidad, etcétera. 

En el área espiritual, tenemos que cambiar nuestros ojos espirituales, y ver lo que El desea que veamos—y no lo que ahora vemos, que es con nuestros ojos carnales; oír lo que El desea que oigamos; hacer lo que Elohím desea que hagamos; hacer lo que El desea que hagamos; ir donde El desea que vayamos. En el área corporal, hacer y no hacer lo que El desea que hagamos con nuestro cuerpo y no lo que nosotros queremos hacer. ¡Esto es muchísimo más fácil de enumerar que de intentar siquiera hacer, pero esto no debe ser un obstáculo para nosotros, sino un desafío de crecimiento espiritual!

En una parasháh reciente hemos hablado de lo que se ve en los medios de comunicación, y la verdadera razón de lo que sucede en el mundo. Muchas de las catástrofes que han sucedido en varias ciudades del mundo, fueron castigos de Elohím por lo que espiritual y moralmente hicieron y siguen haciendo. Estos castigos son los mismos que Elohím nos da cuando cada uno de nosotros nos apartamos de Su Camino, como lo hicieron las naciones castigadas y lo seguirán haciendo, ya que, colectivamente, no entienden dónde está realmente el problema, ni por qué les suceden las “catástrofes” por las que pasan, por lo que siguen haciendo lo que siempre hicieron: pecar contra los Mandamientos de Elohím. 

Decimos esto sobre las noticias que vemos en la tele o en los medios de comunicación, altamente visibles, porque todos podemos comprobar que es así sin necesidad de investigar nada; pero hay muchísimos temas que no son públicos, al contrario, son altamente íntimos y privados y sin embargo, también siguen un cierto patrón, que debemos aprender y eso también es parte de nuestro crecimiento espiritual, que es el propósito de Elohím para esta parasháh y para usted, su lector.

Allí es donde las mitzvót/mandamientos de la Toráh entran a jugar su rol. Ellos nos proveen de una conducta diaria y aprobada por Elohím. Hagámoslos y estaremos siendo cambiados en nuestra moral, en nuestra ética y en nuestras costumbres. Este cambio traerá consecuencias inevitables.

Daremos unos pocos ejemplos, de muchos que podríamos dar. La honestidad es un valor relativo para el hombre de la calle. Se es honesto si “vale la pena”, o si la sociedad donde uno vive la aprecia; se es deshonesto si ésa es la única manera de sobrevivir en la sociedad donde uno le tocó vivir. Para el judío mesiánico/mesiánico renovado la honestidad es un “sí” o “sí,” es un mandamiento de Elohím. ¿Qué quiere decir “honesto”? Significa cumplir lo que prometemos, a nuestra familia o empleados o hermanos en la fe. Significa pagar lo que debemos a tiempo, tanto a Elohím como a los que les debemos algo. Significa cumplir lo que decimos.

La consecuencia práctica de comenzar a ser honesto en todo pronto se va a ver: la prosperidad que Elohím derrama sobre Su Pueblo (religioso) pronto comenzará a ser derramada sobre el que comience a practicarla. Pronto, puertas comenzarán a abrirse que nunca se abrieron para la persona deshonesta, porque vienen de Elohím. (Entre en un comercio de judíos religiosos, y vea como le cuentan el vuelto dos veces, para no darle de MENOS a usted, el cliente (El darle de MÁS no los va a dañar). ¿Son “fanáticos legalistas”? ¿Tontos? ¡Al contrario! ¡Se están asegurando de contar con Su bendición!)

Ya que estamos hablando de bendiciones materiales, pruebe a Elohím y haga una lista de personas a las que no ha podido perdonar, o contra quienes tiene un antiguo rencor y perdónelos, durante siete días—pero de corazón, no de boca (comenzando por las personas de su familia y de su entorno inmediato) En otras palabras: ¡haga teshuváh! Arrodíllese y pida perdón por usted y por las situaciones que tuvieron un final infeliz. ¡Vea si Elohím no lo bendice por ablandar su corazón contra todos ellos! 

SEIS PASOS PARA EL CAMBIO

Muchas veces, tenemos la buena intención, pero no sabemos realmente CÓMO hacer para cambiar. Veamos seis pasos acerca de cómo cambiar cualquier cosa que Elohím desee cambiar en nuestra vida, o que usted sabe que debe cambiar, pero no sabe cómo.

  1. Escriba en un cuaderno EXACTAMENTE lo que usted cree que Elohím desea que usted cambie, o lo que usted tiene que cambiar de su personalidad, costumbres, creencias, ambiciones, puntos de vista, etcétera. ENFÓQUESE EN LO QUE ELOHÍM DESEA DE USTED. (Si no lo sabe, ¡pregúnteselo en el Tanáj o en una Biblia!)
  2. Comience a asociar placer con la Voluntad de Elohím para usted, e intenso dolor con el ir en contra de Su Voluntad. ¡Motívese para el CAMBIO URGENTE Y PERMANENTE!
  3. Libérese de sus pensamientos clásicos: la mayoría de nosotros pensamos siempre lo mismo, ya sea positiva o más frecuentemente, negativamente. ¡SÁQUESE a usted mismo de esta caja mental! Trate de visualizar el cambio que Elohím desea para usted creativamente.
  4. Recompénsese mentalmente por adelantado por querer hacer la Voluntad de Elohím para su vida. Añada placer en hacerlo.
  5. Piense continuamente, con su corazón también, haciendo más grandes los beneficios, que son nada menos que las bendiciones que Elohím tiene preparadas para usted pero no puede hacérselas llegar, porque usted NO está haciendo Su Voluntad ahora. Recompénsese por hacer Su Voluntad.
  6. Piense en algo que le ha producido dolor en el pasado y véalo con los Ojos de Elohím.

¡Aquí tenemos una manera efectiva de salirse de ser Iaakóv y de llegar a ser un triunfante Israel! No la deje de lado, como una lectura más: ¡actúe hoy mismo y tendrá grandes bendiciones de Elohím!

Visto 534 veces Modificado por última vez en Viernes, 16 Diciembre 2016 16:57
Julio Dam

Lo último de Julio Dam