Bienvenido al sitio de Beit Shalom - Judaísmo Mesiánico Renovado, un lugar donde encontrarás lineas guías y herramientas para el inicio y la continuación de tu crecimiento espiritual logrando una mejor comprensión de los elementos básicos del Judaísmo y muchos otros aspectos que involucra ser Mesianico Renovado.

Jueves, 20 Octubre 2016 19:16

PARASHÁH VEZÓT HA BRAJÁH / Y ESTA ES LA BENDICIÓN

Escrito por 
Valora este artículo
(7 votos)

DIFUNDIENDO EL JUDAÍSMO MESIÁNICO RENOVADO PARA TODA LATINOAMÉRICA, LOS EE.UU. Y EUROPA

PARASHÁH 54
VEZÓT HA BRAJÁH
Y ESTA ES LA BENDICIÓN

20 DEL MES SÉPTIMO DEL 5777
22 DEL MES  DE  OCTUBRE DEL 2016

Lectura de la Toráh: DVARÍM/Asuntos/”Dt.” 33:1-34:12
Lectura de la Haftaráh: Iehoshúa 1:1-18

Por Julio Dam
Rébe Mesiánico Renovado

Copyright © 2016 por Julio Dam. Invitamos a nuestros lectores a visitar nuestro sitio, www.beitshalom.org, con muchos artículos y parashót gratuitas y libros. Todos los derechos de autor reservados. Prohibida la reproducción, venta o la colocación en Internet, sin permiso escrito del autor. Toda colocación en Internet, reproducción en forma impresa, o enseñanza oral de esta parasháh, debe conservar y/o mencionar el nombre del autor y demás datos identificatorios. Los que violen este derecho de autor serán tratados por Elohím. Si usted desea suscribirse o des-suscribirse automáticamente a la parasháh y/o la Carta de Aliento de la Rabina, escriba su iméil en www.beitshalom.org. ¡Muchas gracias!

COMENTARIO DE LA PARASHÁH
CON MANO PODEROSA Y ENORME PODER

Moshéh, el más grande profeta del mundo, tuvo “mano poderosa y enorme poder” para ayudar a los bnéi Israel, los hijos de Israel. Se está refiriendo, claro, al Poder/Gvuráh de Elohím que fue manifestado tanto en Mitzráim, frente al poder de ha satán en el Paró, como en todos los actos de poder que Moshéh tuvo que hacer para conducir a su Pueblo por órdenes de ADONÁI Elohím. Muchos de nosotros buscamos Gvuráh de Elohím, pero no entendemos que jamás lo tendremos, si antes no cumplimos varios pasos previos. La Gvuráh de Elohím viene después de un largo proceso de ser un talmíd a los pies del Rabí de Rabaním (“el más grande rabí de todos”), Ieshúa ha Mashíaj. Pero para tener esta Gvuráh, una de las condiciones es un crecimiento espiritual continuo. Esta clase de crecimiento no viene sin una constante revisión de nuestro interior y exterior, es decir, de nuestro carácter y comportamiento (interior) y de nuestra doctrina (exterior).

El reflexionar, tanto en nuestros errores pasados, como en nuestros logros, es una técnica usada no sólo por Moshéh, sino nada menos que por el ex-Primer Ministro de Israel, Ariel Sharon, cuando él era el Comandante en Jefe del Ejército Israelí (ahora en coma hace ya varios años).

En su biografía, "Sharon, el Guerrero, una Autobiografía", págs. 94-96 dice: "Traté de instilar la idea de que habían lecciones en todo lo que hacíamos, que podíamos todos aprender continuamenteLa herramienta básica para esto es el informe después de la acción. Después de patrullar o de acciones, traíamos a los oficiales y soldados juntos para discutir la operación--a todos, desde los más jóvenes hasta los más experimentados... Cada uno hablaba de sus órdenes, cómo las llevó a cabo, cuáles habían sido sus problemas, cuáles eran sus soluciones. Yo insistía en la absoluta necesidad de total franqueza y verdad. Todos nosotros teníamos nuestras flaquezas así como puntos fuertes, y yo quería conocerlos en detalle. Quería entender cada elemento que entraba en la conducta de la batalla, tanto nuestro como de nuestro enemigo. No sólo quería la verdad, sino la verdad en detalle. Lo que esto significaba era que yo los otros comandantes pudieron ser capaces de analizar y sacar conclusiones de las experiencias de los hombres. Era un desarrollo permanente de una operación a la siguiente. Estudiábamos cada aspecto de su comportamiento, en particular sus puntos de crisis.¿Cuáles son los momentos más cruciales de la experiencia de un soldado, de la experiencia de un oficial, en las relaciones entre ellos? ¿Cómo resolver los problemas que estas crisis presentan? (Los subrayados y la negrita son nuestros, para énfasis.)

 

 

Este es un plan de acción que podemos poner en práctica inmediatamente y que nos puede ayudar a una constante mejora, a un crecimiento continuo.  El concepto de “crecimiento continuo” es algo que Elohím ha puesto en mi espíritu desde hace años y lo he tratado de enseñar en dondequiera que me han invitado a dictar seminarios. El concepto de “doctrina”, que viene del cristianismo, es exactamente lo opuesto: la congelación de un corpus de creencias en lo que hemos llegado a denominar: “carne congelada” en la congeladora/el freezer. Cada denominación cristiana tomó una parte de una enseñanza o de una revelación de Elohím y la transformó en “sagrada” y la puso a congelar en la congeladora—para nunca más cambiarla. Nosotros debemos entender que la Verdad de Elohím, la Verdad interior (sobre nosotros), así como la Verdad exterior, sobre la “doctrina”, debe ser algo vivo, y todo lo que está vivo cambia constantemente, crece constantemente. Si creemos lo mismo en el judaísmo mesiánico o mesiánico renovado que hace 3 o 4 años, lo que tenemos es un pedazo de “carne congelada” en la refrigeradora, no una enseñanza viva. Crecer no significa cambiar lo ESENCIAL, lo “incambiable” en nuestras creencias (la Verdad exterior): NO nos confundamos. Crecer es agregar, completar, lo que está incompleto: “No he venido para tirar abajo la Toráh, sino para completar la Toráh”, dijo el Rabino Ieshúa mismo en Matitiáhu 5:17.

Al contrario, nuestra Verdad interior sí tiene que estar cambiando continuamente, ya que se trata de errores, de enfermedades, de traumas, de problemas psicológicos que hemos venido arrastrando demasiado tiempo, sin que nadie, ni siquiera nosotros mismos, hemos hecho nada para eliminar de nuestra personalidad. Este es el tema de esta parasháh: aplicar, aunque fuese en principio, los valiosísimos consejos del ex-Primer Ministro Sharon, que han permitido a Israel anticiparse a los terroristas palestinos, destruyéndolos ANTES de que ataquen. Lo que vemos en la TV en estos días son los “fracasos” inevitables del Ejército de Israel, los casos que NO han podido detectar a tiempo con esta poderosa arma que son los consejos de Sharon que leímos más arriba. Tratemos de aplicarnos para erradicar a los “terroristas” internos que están minando nuestra psiquis desde dentro.

1. "Traté de instilar la idea de que habían lecciones en todo lo que hacíamos, que podíamos todos aprender continuamente. La herramienta básica para esto es el informe después de la acción.

Lo primero que debemos hacer es abrir un cuaderno, o un archivo en nuestra computadora, donde escribir todo lo que hicimos en la semana y qué salió mal y qué salió bien. El shabát es un día ideal para hacer esto, ya que debemos estar en la Presencia de Elohím de todos modos, y tenemos mucho más tiempo libre que en el resto de la semana. ¿Buena idea, verdad? ¡Lo malo es que tenemos o recibimos muchas “buenas ideas” que jamás llevamos a cabo! Si usted, querido lector, está de acuerdo con que es una muy buena idea, HAGA ALGO AHORA MISMO, ¡HOY MISMO! (Si no hace nada, la “buena idea” va a quedar en el tintero y no será una decisión, sino una buena idea queusted dejó en la nada.) Cómprese un cuaderno o abra un archivo en su computadora. Puede hacer algo como lo que sigue. Por supuesto, que debemos llenar este informe después de orar y pidiendo la guía del Rúaj ha Kódesh, de modo que Él sea quien dirija nuestro cambio, y que no sea nuestra mente.

Fecha:     /   /   /

1. ¿Qué hice hoy?
2. ¿En qué estuve bien?
3. ¿Qué hice hoy que estuvo MAL hecho? ¿Por qué estuvo mal?
4. ¿Qué puedo aprender de lo que hice bien?
5. ¿Qué puedo aprender de lo que hice mal?       
6. ¿Qué problemas tuve?
7. ¿Qué soluciones puedo pensar para cada uno de estos problemas?
8. ¿Cuáles fueron los elementos que entraron a jugar en lo que hice hoy? (Sentimientos, pensamientos, situaciones, “accidentes”, “casualidades”, etc.)
9. ¿Qué soluciones puedo pensar (en cinco minutos, hacer una lista rápida de lo primero que se nos ocurre para solucionarlos)?
10. ¿Qué defectos míos salieron a relucir en lo que hice hoy?
11. ¿Qué defectos de los demás salieron a relucir en lo que hice hoy?         
12. ¿Qué puntos de crisis salieron a relucir hoy? 
13. ¿Cómo se podrían resolver estos puntos de crisis?           
14. ¿Cuál fue el momento más crucial para mí hoy? ¿Por qué?           
15. ¿Qué me dicen de mí mismo estos momentos de crisis? ¿Qué necesito cambiar en mis sentimientos, pensamientos, voluntad, personalidad, consciente, inconsciente? (Póngalo en oración, si es que no saca mucho en claro de sí mismo y pídale al Rúaj ha Kódeshque le vaya guiando en este sentido.)            
16. ¿Qué me falta para llevar a cabo con éxito (o con eficiencia) mis obligaciones? 

CONCLUSIÓN GENERAL:

17. ¿Qué he aprendido de mí mismo en este día, en esta semana?
18. ¿Qué hago bien, en general, que no sabía? (Mis puntos fuertes) ¿En qué puedo aplicarlos, que no lo estoy haciendo?
19. ¿Qué hago mal? (Mis puntos débiles). ¿Cómo puedo corregirme? 
20. ¿Quién me puede ayudar a mejorar? ¿Hay algún libro, curso, programa que me pueda ayudar a solucionar estos problemas míos? (Preguntar a Elohím mismo qué orar)

Visto 587 veces Modificado por última vez en Jueves, 20 Octubre 2016 19:19

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.