Bienvenido al sitio de Beit Shalom - Judaísmo Mesiánico Renovado, un lugar donde encontrarás lineas guías y herramientas para el inicio y la continuación de tu crecimiento espiritual logrando una mejor comprensión de los elementos básicos del Judaísmo y muchos otros aspectos que involucra ser Mesianico Renovado.

Viernes, 20 Mayo 2016 06:51

PARASHÁH EMÓR / DI

Escrito por 
Valora este artículo
(8 votos)

DIFUNDIENDO EL JUDAÍSMO MESIÁNICO RENOVADO PARA TODA LATINOAMÉRICA, LOS EE.UU. Y EUROPA

PARASHÁH 31
EMÓR / DI

13 DEL MES SEGUNDO (IÁR) DEL 5777
21 DEL MES  DE MAYO DEL 2016

Lectura de la Toráh: VAIKRÁH/Y Llamó/”Lev.” 21:1-24:23
Lectura de la Haftaráh: Ez. 44:15-31

Por Julio Dam
Rébe Mesiánico Renovado

Copyright © 2016 por Julio Dam. Invitamos a nuestros lectores a visitar nuestro sitio, www.beitshalom.org, con muchos artículos y parashót gratuitas y libros. Todos los derechos de autor reservados. Prohibida la reproducción, venta o la colocación en Internet, sin permiso escrito del autor. Toda colocación en Internet, reproducción en forma impresa, o enseñanza oral de esta parasháh, debe conservar y/o mencionar el nombre del autor y demás datos identificatorios. Los que violen este derecho de autor serán tratados por Elohím. Si usted desea suscribirse o des-suscribirse automáticamente a la parasháh y/o la Carta de Aliento de la Rabina, escriba su iméil en www.beitshalom.org. ¡Muchas gracias!

COMENTARIO DE LA PARASHÁH
LA ESENCIA DE LA VIDA Y LAS FESTIVIDADES/MOADÍM

En esta semana, la Toráh sigue hablando—casi monotemáticamente—de la santidad/kedusháh, de la necesidad de que los kohaním/sacerdotes eviten la contaminación con los muertos y en el capítulo 23 de Vaikráh, nos habla de las ocho festividades (una semanal, el shabát) y siete festividades anuales que se agrupan en tres grandesfestividades/moadím anuales: Pésaj, Shavuót y Sukót.

¿Qué relación hay entre el no contaminarse con tocar muertos, la santidad y los tres moadím/festividades anuales?

Elohím es VIDA ETERNA/Jaím Olám y no hay nada de muerto en Él. Él es la esencia de la Vida, de la cual nuestra vida física es un pálido reflejo, apenas menos que un cerrar de ojos en el eterno transcurrir del Paraíso con Él a nuestro lado; o la luz de una sola lámpara, comparado con el resplandor enceguecedor de una bomba de hidrógeno explotando a la vista nuestra.

Así también, la muerte es un “salirse de las reglas” de la Vida Eterna que Elohím le dio a Su creación, Adám y Javáh. Mas, al desobedecer, una parte de esa vida eterna salió de la raza humana y comenzamos a morir, algo que se revertirá muy pronto, cuando Ieshúa el Mashíaj y Cuerpo de Elohím venga a llevarnos a todos los que creeemos en Él, y comencemos a reinar con Él, sin enfermedad, sin envejecer, sin morir y sin sufrir más.

 

 

Por el momento, hasta que esa gloriosa época comience, en cuestión de meses, el contacto con los muertos nos contamina, ya que nos recuerda la desobediencia de Javáh y el precio que toda la raza humana pagó por ello: el ser expulsados del Gán Éden. Esta desobediencia es a la que se refirió Ieshúa cuando le dijo al joven que debía sacar los huesos de su padre y colocarlos en el osuario, (1) pero que también quería seguirlo: “Deja que los muertos (espirituales, en vida) entierren a sus muertos (físicos)”.

(1) De acuerdo a nuestra traducción mesiánica renovada del Pacto Renovado en dos tomos.

Ese fue precisamente uno de los más grandes propósitos de Elohím Padre al tomar un Cuerpo y llamarse Ieshúa: descender a este exilio donde la raza humana pasa su historia y salvar y rescatar de él a millones de millones de almas que anhelan conocerlo a Él, Rey de reyes y Señor de Señores. Para venir a completar a Su Prometida, el Mashíaj vino a ser uno de nosotros, “Imánu Él” (“Elohím con nosotros”).

Después de Su muerte y resurrección, Su Rúaj está aquí para vivificarnos, para santificarnos, para apartarnos del mundo pecador y “darnos vida  y vida abundante”.

Nuestra vida carnal es, entonces, sólo un pálido reflejo de la vida espiritual que nos espera a aquellos que OBEDECEMOS a Elohím, tratando de agradarle y de “cumplir Sus Mandamientos para tener derecho al árbol de la vida” como dice en Rev. 22:14 en griego y por supuesto, en el original hebreo.

Todo este mundo no es sino una métafora del Universo espiritual que nos aguarda, algunos para estar con Él y a otros, para estar alejados de Él, de acuerdo a nuestras decisiones y calidad de vida espiritual y mental que estemos viviendo en este momento y en el día de hoy.

La esencia de la vida es, entonces, Elohím mismo viviendo  EN y DESDE nosotros, a través del Mashíaj y del Rúaj vivificándonos y transmitiéndonos Su vida, y un poco de Su eternidad para cada uno de nosotros cada día de nuestra vida terrena.

Esta vida plena se puede simbolizar por la luz, que es un emblema de muchas cualidades asociadas a Elohím: lo espiritual, eterno, lo que alimenta (en un sentido espiritual), lo puro; y el poder de la luz en su velocidad (no hay nada en el Universo más veloz), que—a su vez—es una metáfora de Su revelación y de Su comunicación con aquellos que lo escuchamos y sentimos Su presencia en nosotros.

Esta luz que es Elohím decidió construir para nosotros, como pozos de agua en el desierto, las ocho grandes festividades/moadím, para que recordemos sus significados y sus “llamados a la santidad” (mikréi kódesh). Cada una de estas festividades es una cita con una de las Dimensiones de Elohím, como ya los hemos explicado en nuestros libros disponibles en nuestro sitio.

Pésaj, que acaba de pasar, es la metáfora de nuestro encontrar al Mashíaj y Elohím para ser salvos y rescatados de este exilio/galút que es nuestra vida terrena y comenzar nuestra libertad/jerút, hacia la libertad eterna, que es vivir con Elohím para siempre.

Shavuót (que está por venir) es otra metáfora: la de nuestro encontrarnos con la Toráh (en el Sinái) y con la Toráh internalizada en el Rúaj ha Kódesh, en “vuestras entrañas y corazones” como dice en Jer. 31:33. Este es el verdadero significado del “Brít Jadasháh”=el tener la Toráh internalizada en “vuestras entrañas y corazones” para poder cumplir los mandamientos de la Toráh con más facilidad y con la ayuda del Rúaj viviendo EN y DESDE nosotros.

Sukót es la metáfora de lo máximo: de la suma de Pésaj más Sukót = el llegar a la Presencia de Elohím Padre limpios y santificados hasta un punto, por lo menos, por haber encontrado al Mashíaj verdadero y caminar hacia nuestra libertad en Él (DE ha satán y del pecado) y por tener al Rúaj dentro nuestro, indicándonos Su Verdad eterna y Su Toráh.

Aquí, en estos dos conceptos distantes, la esencia de la Vida Eterna y las tres grandes festividades, tenemos nuestra meta, el propósito de toda la vida humana en la tierra: el encontrarlo y el “conocerme y entenderme”, cada vez más, cada vez más profundamente y más íntimamente, como se conoce a un gran amigo, como se conoce a nuestro cónyuge y con quien se comparte nuestra vida. No en balde Elohím es llamado el Esposo de Israel, ni Ieshúa es llamado el Novio de la Prometida, ya que hay un matrimonio que está por suceder en cuestión de meses ahora, no de veinte siglos, y por lo tanto, una relación colectiva implícita en esas palabras y conceptos. 

EL CAMBIO CONTINUO: LA ESENCIA DE LA VIDA ESPIRITUAL

El camino a una vida espiritual es el cambio continuo, como el ascender al Hár Tzión/Monte Tzión en Ierushaláim. Este es un principio fundamental dentro de nosotros, el Judaísmo Mesiánico Renovado. En realidad, debemos visualizar el cambio espiritual como un ascender el Har Tzión. Una vida espiritual siempre igual, sin una comunicación diaria con Elohím y con Ieshúa a través del Rúaj ha Kódesh es como una cascada de agua corriente, que de pronto se estanca, y pronto se llena de larvas de mosquitos y de suciedad y comienza a oler mal. Exactamente lo mismo sucede con nuestra vida espiritual y mental. Debemos estar preparados y mentalmente dispuestos a cambiar continuamente nuestra caja de creencias y no permitirnos el estacionarnos dentro de ella y quedarnos allí por años, como muchos creyentes lo hicieron y siguen haciéndolo, porque no saben otra cosa.

Claro que el cambio es estresante, demasiado estresante para la mayoría. El resultado es el estancamiento y eso es lo que no debemos admitir en nuestra vida espiritual. Elohím y especialmente Su Rúaj es una cascada de agua fresca que fluye continuamente, diferente en cada segundo. O bebemos de esa cascada, o nos veremos obligados a beber del agua estancada.

También es de esperar que haya dentro de nosotros lo que podemos llamar “terroristas mentales” que sabotean todo nuestro esfuerzo para cambiar. También las podemos llamar “interferencias” con nuestro propósito para cambiar. Uno de estos terroristas mentales es el temor al cambio, y al estrés que el cambio trae consigo. El cambiar de religión es muy difícil, especialmente cuando toda nuestra familia y amistades están en contra. Allí es donde debemos decidir qué es más importante: la Verdad de Elohím o nuestra paz/shalóm emocional y mental para toda la eternidad. Si estamos lo suficientemente crecidos espiritualmente hablando, ya sabremos que la Verdad de Elohím es lo más importante—a la larga—para nuestra vida espiritual, aun cuando esto signifique un sacudimiento de nuestro shalóm familiar. Elohím sabrá premiarnos por nuestra confianza en Él y el anteponerlo a Él primero, en vez de a nuestra familia o amigos que piensan diferentes. No estamos diciendo que es fácil de hacer, porque no lo es, pero DEBEMOS hacerlo, si es que deseamos que Elohím esté satisfecho con nosotros y que caminemos en la Verdad de Él y no en el engaño de ha satán, que rodea el mundo como una sábana negra. El caminar con Ieshúa a nuestra derecha nos va a llevar a la Eternidad, que es Su propósito para nosotros, para que seamos Su Esposa/Kaláh para siempre, gobernando el Mundo futuro, espiritual, donde ya ha satán no podrá tocarnos por mil años. Es nuestro deber, en estos pocos meses que nos queda en la tierra, acercarnos a Él en todo lo posible, y aprender todo lo que Él desea enseñarnos, para poder vivir la clase espiritual de vida que Él tiene destinados para Su Esposa. ¡Amén! (¡Que así sea!)

Visto 1078 veces Modificado por última vez en Viernes, 20 Mayo 2016 06:53

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.