Bienvenido al sitio de Beit Shalom - Judaísmo Mesiánico Renovado, un lugar donde encontrarás lineas guías y herramientas para el inicio y la continuación de tu crecimiento espiritual logrando una mejor comprensión de los elementos básicos del Judaísmo y muchos otros aspectos que involucra ser Mesianico Renovado.

Viernes, 29 Abril 2016 06:26

PARASHÁH KADOSHÍM / SEPARADOS/"SANTOS"

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

DIFUNDIENDO EL JUDAÍSMO MESIÁNICO RENOVADO PARA TODA LATINOAMÉRICA, LOS EE.UU. Y EUROPA

PARASHÁH 30
KADOSHÍM / SEPARADOS/"SANTOS"

22 del mes primero del año 5777
30 de Abril del 2016

Lectura de la Toráh: VAIKRÁH/Y LLAMÓ/”LEV.” 19:1-20:27
Lectura de la Haftaráh: Amós 9:7-15

Por Julio Dam
Rébe Mesiánico Renovado

Copyright © 2016 por Julio Dam. Invitamos a nuestros lectores a visitar nuestro sitio, www.beitshalom.org, con muchos artículos y parashót gratuitas y libros. Todos los derechos de autor reservados. Prohibida la reproducción, venta o la colocación en Internet, sin permiso escrito del autor. Toda colocación en Internet, reproducción en forma impresa, o enseñanza oral de esta parasháh, debe conservar y/o mencionar el nombre del autor y demás datos identificatorios. Los que violen este derecho de autor serán tratados por Elohím. Si usted desea suscribirse o des-suscribirse automáticamente a la parasháh y/o la Carta de Aliento de la Rabina, escriba su iméil en www.beitshalom.org. ¡Muchas gracias!

COMENTARIO DE LA PARASHÁH
EL VERDADERO SIGNIFICADO DE LA SANTIDAD/KEDUSHÁH, SEGÚN ELOHÍM

Ya hemos escrito varias veces sobre la santidad/kedusháh el estar apartados del mundo no creyente, pero en este año, vamos a examinar más a fondo lo que ELOHÍM TIENE QUE DECIR SOBRE EL TEMA y no nosotros.

Dice en Vaikráh/Y llamó/”Lev.” 19:

Levítico 19 (Hemos cambiado sólo la palabra “Dios” por Elohím, El SEÑOR por ADONÁI; y hemos colocado los nombres originales y explicado algunas palabras difíciles, entre paréntesis y subrayado y puesto en bastardillas (“negritas”) lo que consideramos importante) y sólo comentaremos aquellos versículos en bastardillas (“en letra negrita” y cambiaremos lo que no está bien traducido).

 

 

Llamado a la santidad

1 ADONÁI le ordenó a Moshéh que hablara con toda la congregación de los israelíes y les dijera: «Sean santos, porque yo, ADONÁI su Elohím, soy santo

3 »Respeten todos ustedes a su madre y a su padre, y observen mis sábados. Yo soy ADONÁI su Elohím. 4 »No se vuelvan a los ídolos inútiles, ni se hagan Dioses de metal fundido. Yo soy ADONÁI su Elohím. 5 »Cuando le ofrezcan al Señor un sacrificio de comunión, háganlo de tal manera que ADONÁI lo acepte de buen grado.6 Cómanselo el día en que lo sacrifiquen, o al día siguiente. Lo que sobre para el tercer día deberán quemarlo.7 Si alguien lo come al tercer día, tal sacrificio no le será válido, pues la carne ya se habrá descompuesto.8 Cualquiera que lo coma sufrirá las consecuencias de su pecado por profanar lo que ha sido consagrado al Señor. Tal persona será eliminada de su pueblo.

Relaciones sociales

9 »Cuando llegue el tiempo de la cosecha, no sieguen hasta el último rincón de sus campos ni recojan todas las espigas que allí queden. 10 »No rebusquen hasta el último racimo de sus viñas, ni recojan las uvas que se hayan caído. Déjenlas para los pobres y los extranjeros. Yo soy ADONÁI su Elohím. 

11 »No roben. »No mientan. »No engañen a su prójimo. 

12 »No juren en mi nombre sólo por jurar, ni profanen el nombre de su Elohím. Yo soy ADONÁI. 13 »No explotes a tu prójimo, ni lo despojes de nada. »No retengas el salario de tu jornalero hasta el día siguiente. 

14 »No maldigas al sordo, ni le pongas tropiezos al ciego, sino teme a tu Elohím. Yo soy ADONÁI. 15 »No perviertas la justicia, ni te muestres parcial en favor del pobre o del rico, sino juzga a todos con justicia. 16 »No andes difundiendo calumnias entre tu pueblo, ni expongas la vida de tu prójimo con falsos testimonios. Yo soy ADONÁI. 17 »No alimentes en tu corazón secretos contra tu hermano, sino reprende con franqueza a tu prójimo para que no sufras las consecuencias de su pecado. 18 »No seas vengativo con tu prójimo, ni le guardes rencor. Ama a tu prójimo como a ti mismo.Yo soy ADONÁI.

Otras exigencias de la santidad

19 »Cumplan mis estatutos: »No crucen animales de especies diferentes. »No planten en su campo dos clases distintas de semilla. »No usen ropa tejida con dos clases distintas de hilo. 20 »Si un hombre se acuesta con una esclava prometida a otro en matrimonio, pero que aún no ha sido rescatada ni declarada libre, a los dos se les impondrá el castigo debido, pero no se les condenará a muerte porque ella aún no ha sido declarada libre.21 No obstante, el hombre deberá ofrecer al Señor un carnero como ofrenda por su culpa. Lo llevará a la entrada de la Tienda de reunión, 22 y el sacerdote hará expiación ante ADONÁI por el pecado cometido. De este modo su pecado le será perdonado. 23 »Cuando ustedes entren en la tierra y planten cualquier clase de árboles frutales, durante tres años no comerán su fruto, sino que lo considerarán inmundo. 24 En el cuarto año todo su fruto será consagrado como una ofrenda de alabanza al Señor, 25 y en el quinto año ya podrán comer de su fruto. De este modo aumentarán sus cosechas. Yo soy ADONÁI su Elohím. 

26 »No coman nada que tenga sangre. »No practiquen la adivinación ni los sortilegios. 

27 »No se corten el cabello en redondo ni se despunten la barba. 

28 »No se hagan heridas en el cuerpo por causa de los muertos, ni tatuajes en la piel. Yo soy ADONÁI. 29 »No degraden a su hija haciendo de ella una prostituta, para que tampoco se prostituya la tierra ni se llene de perversidad.

Otros deberes

30 »Observen mis sábados, y tengan reverencia por mi santuario. Yo soy ADONÁI.

31 »No acudan a la nigromancia, ni busquen a los espiritistas, porque se harán impuros por causa de ellos. Yo soy ADONÁI su Elohím. 32 »Ponte de pie en presencia de los mayores. »Respeta a los ancianos. »Teme a tu Elohím. Yo soy ADONÁI. 

33 »Cuando algún extranjero se establezca en el país de ustedes, no lo traten mal. 34 Al contrario, trátenlo como si fuera uno de ustedes. Ámenlo como a ustedes mismos, porque también ustedes fueron extranjeros en Egipto. Yo soy ADONÁI y Elohím de Israel. 35 »No cometan injusticias falseando las medidas de longitud, de peso y de capacidad.36 Usen balanzas, pesas y medidas justas. Yo soy ADONÁI su Elohím, que los saqué de Egipto. 37 »Obedezcan todos mis estatutos. Pongan por obra todos mis preceptos. Yo soy ADONÁI.»

En primer lugar, Elohím nos da una regla ecuánime, para todos: “Sean kadoshím/separados/”santos” porque Yo soy Kadósh/Santo”. En otras palabras, Él desea que seamos lo más parecido posible a Él y para eso se sacrificó, viniendo “vestido como Ieshúa”, para vivir dentro nuestro y desde allí dirigir nuestra vida, para hacernos cada día más parecidos a Él. En Ieshaiáhu 6:3 dice: “Kadósh, kadósh, kadósh es el ADONÁI Tzvaót/de los Ejércitos”.

De acuerdo a las letras hebreas de la palabra Kedusháh/ésta quiere decir: “Dejar entrar (a Ieshúa) para destruir el mal (en nuestro ser tri-dimensional: espíritu, alma y cuerpo (1ª Ts. 5:23). La Káf (q) significa “permitir”; la Dálet (d) “entrar, puerta”; y la Shín (s) “destruir (con los dientes)”.

Nacimos con defectos, con pecados y debemos “dejar entrar a Ieshúa (con nuestra voluntad, darle permiso para entrar) para que destruya lo que no es de la naturaleza de Elohím”. Kedusháh/hsdqes toda una cultura, todo un estilo de vida, que debemos adoptar, poco a poco, al estudiar y escuchar la Toráh, como dice un versículo totalmente ignorado por todos, en Hechos 15:21: “porque Moshéh tiene quien lo explique todos los shabáts en la sinagoga (mesiánica)”. Decimos “totalmente ignorado”, porque si unimos este versículo con los 19-20 veremos que todos los gentiles deben primero dejar “lo grueso” de su antigua religión, y adoptar la cultura y la religión judía, que en este versículo 21 indica un proceso de aculturamiento de a poco, que toma años.

Volviendo al texto de Vaikráh 19:3 dice: “3 Tengan temor todos ustedes a su madre y a su padre, y observen mis sábados. Yo soy ADONÁI su Elohím.”

Vemos que uno de los primeros mandamientos de esta parasháh dice: “Temerána vuestra madre y padre”. Los padres son símbolo de Elohím en la vida de cada persona, por lo que Elohím exige temor hacia ellos, lo que incluye respeto y mantenerlos financieramente, si así lo requieran, según el Judaísmo. Hay en Vaikráh 20:9 una expresa maldición para quien no haga esto con sus padres. Vemos claramente que la cosa es mucho más seria a los ojos de Elohím que lo que los hijos creen respecto a sus padres. Si a algún lector no le va bien en sus finanzas o en su vida en general, debería revisar la relación actual o pasada con sus padres y pedir perdón si no ha cumplido con su deber respecto a sus padres (aún cuando éstos hayan fallecido ya. Esta oración debe estar dirigida a Elohím exclusivamente, obviamente, no a los padres fallecidos).

“y observen mis sábados/shabatót”. La importancia de observar elshabát lo mejor que podamos la hemos mencionado varias veces en nuestras parashót, por lo que no insistiremos de nuevo, pero sí queremos enfatizar que en Shemót/”Ex.” 31:14 también existe una maldición para los que no guardan el shabát. Aquellos que por motivos de trabajo, no pueden guardarlo, deben pedir perdón de rodillas a Elohím por no hacerlo y pedirle un empleo en el que sí puedan cumplir con este 4º gran mandamiento (de los 10 Mandamientos), aunque no es aconsejable dejar el empleo por ese motivo, sino que Elohím se encargue del problema. El shabát es un día para pasarla con Elohím; para estudiar la Toráh; para hacer introspección sobre nuestro carácter y nuestras posibles faltas y errores respecto a nuestra familia, a Elohím, y a nuestros hermanos en la fe.

4 “No se vuelvan a los ídolos inútiles, ni se hagan Dioses de metal fundido”. De más está decir que los judíos mesiánicos no debemos ni siquiera acercarnos a templos o lugares donde haya imágenes de “santos” ni de “Dioses”, ya que Elohím hay uno solo y sólo a éste adoramos. Hay, sin embargo, otros “dioses” que rigen nuestras vidas, como el poder, el dinero, la fama, la belleza o nuestro trabajo. De éstos también debemos cuidarnos de no rendirles honores, poniendo la prioridad en ellos, en vez de en Elohím.

10 “No rebusquen hasta el último racimo de sus viñas, ni recojan las uvas que se hayan caído. Déjenlas para los pobres y los extranjeros”. En nuestra vida moderna, (para aquellos que no somos agricultores), esto significa tzedakáh, dar limosna a los pobres y a los extranjeros que Elohím pone en nuestro camino, en vez de evadirlos o rechazarlos, ya que nuestro pueblo judío fue extranjero en Mitzráim, como ya dice el Tanáj. Hay algunos países que son muy contrarios a cualquier extranjero. Nosotros, como judíos mesiánicos, debemos ser totalmente lo opuesto: bendecirlos y ayudarlos en todo lo que esté a nuestro alcance y tendremos bendición de Elohím, como también lo dicen los vers. 33-34. Creemos que no nos damos cuenta la importancia para nuestras finanzas de la tzedakáh/limosna. También hay una maldición para el que hace esto en Dvarím/”Dt.” 27:19.

11 “No roben. No mientan. No engañen a su prójimo”. “No explotes a tu prójimo, ni lo despojes de nada. »No retengas el salario de tu jornalero hasta el día siguiente.  13 

14 »No maldigas al sordo, ni le pongas tropiezos al ciego, sino teme a tu Elohím” 14 “No maldigas al sordo, ni le pongas tropiezos al ciego, sino teme a tu Elohím” 15 “No perviertas la justicia, ni te muestres parcial en favor del pobre o del rico, sino juzga a todos con justicia” 16 “No andes difundiendo calumnias entre tu pueblo, ni expongas la vida de tu prójimo con falsos testimonios. Yo soy ADONÁI”. También leer los vers. 35-36 más arriba. 

Esta es otra clave para nuestra estabilidad financiera: la honradez en nuestros negocios o tratos con los demás. En Dvarím/”Dt.” 27:17 hay otra maldición de Elohím (que no se puede quitar a menos que pidamos perdón) por hacer esto. Esto es todo un cambio de cultura en muchos países, ya que el engaño y la mentira son parte de la cultura diaria, sin que nos demos cuenta. Pero esto no “funciona” con Elohím y debemos “cruzar la vereda” moral y ética y caminar por la vereda correcta, para que nos vaya bien y tengamos bendiciones de Elohím en todo lo que emprendamos. En el Judaísmo hemos comprobado personalmente cómo se cuidan de no cobrar DE MÁS o de no dar cambio DE MENOS (¡no de más!) a sus clientes, aunque éstos no lo noten.

17 “No alimentes Elohím secretos contra tu hermano, sino reprende con franqueza a tu prójimo para que no sufras las consecuencias de su pecado. 18 No seas vengativo con tu prójimo, ni le guardes rencor. Ama a tu prójimo como a ti mismo.Yo soy ADONÁI”.

Estos mandamientos nos hablan de la relación con nuestros hermanos en la fe y familiares y personas con las que tenemos contacto diario. En Mt. 18:34-35 existe una advertencia bien dura acerca de este tema, para aquellos que no cumplen estos mandamientos. TODOS LOS DÍAS debemos perdonar a nuestros enemigos y a quienes oran y hacen conjuros en contra nuestra y perdonarlos en voz alta, para cortar las cadenas espirituales que se forman sin que nosotros lo sepamos y estemos siendo perdonados, a su vez, por Elohím por nuestros pecados y faltas.

26 “No coman nada que tenga sangre. No practiquen la adivinación ni los sortilegios”.

En este mandamiento, Elohím nos ordena dos cosas: no comer nada con sangre (morcillas, carne poco cocida, etcétera) y no recurrir a los que practican las artes ocultas o son parte de lo que se llama “la Nueva Era” y practican algunas de sus prácticas, como ciertas artes marciales de origen oriental, que trabaja con demonios para dar fuerzas extra-ordinarias (sobrenaturales) a los que lo practican, ni ir a adivinadores de cartas Tarót, ni de ningún tipo de ocultismo. También hay una maldición de Elohím en “Lev.” 20:6 y 20-27 para los que hicieron o siguen haciendo esto. Los que lo hicieron y no se liberaron de esto, deben pedirle a sus rabinos mesiánicos que los liberen totalmente de todas estas cosas del pasado, ya que no desaparece automáticamente al aceptar a Ieshúa, no importa lo que se enseñe.

28 “No se hagan heridas en el cuerpo por causa de los muertos, ni tatuajes en la piel. Yo soy ADONÁI”. Está bien claro que los tatuajes, que están ahora tan de moda, no debemos hacérnoslos, ni permitir que nuestros hijos o nietos se los hagan. A aquellos que ya los tienen, es muy aconsejable que se los hagan borrar con láser y pedir perdón a Elohím por habérselos hecho en ignorancia.

Podríamos seguir estudiando el libro de Vaikráh, pero creemos que con lo que hemos escrito es suficiente para que nuestros queridos lectores entiendan algo fundamental: el serkadósh/separado depende de nuestro cumplimiento de Sus Mandamientos y de nuestra obediencia a Él en todo lo que podamos, poco a poco, más en cada shabát, más en cada mes, más en cada año que pasa. Elohím NO dejó Sus Mandamientos para hacer nuestra vida pesada, sino al contrario, para que podamos recibir Sus bendiciones/brajót, y seamos cada año más y más parecidos a Él, librándonos de nuestros defectos, enfermedades psicológicas y genes defectuosos heredados y limpiándonos de todo lo que no es de Él, como lo hemos hecho en esta semana de Pésaj que este shabát a la noche termina, cuando hemos sacado todo jámetz/levadura de pecado de nuestro ser tripartito (espíritu, alma y cuerpo) y comido matzáh, símbolo de pureza y de Ieshúa en nosotros.

Visto 1038 veces Modificado por última vez en Viernes, 29 Abril 2016 06:35

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.